Científicos hallaron una especie nueva de planta en Cundinamarca

Durante el siglo XVIII América fue escenario de ex­pediciones botánicas financiadas por la Corona española con el propósito de realizar el inventario de los recursos vegetales del Nuevo Mundo.

El resultado del trabajo mancomunado, por territorios en ese momento inhóspitos, dirigido por el sabio Mutis, se resume en un herbario de 20 mil ejemplares y más de 6 mil láminas botánicas de reconocida calidad, debido al énfasis en el trabajo iconográfico de la flora realizado por estos investigadores. Lo anterior evidencia la importancia del trabajo de la botánica como ciencia encargada de estudiar las plantas incluyendo aspectos como identificación, descripción, clasificación y relaciones de estas con su entorno, información realmente valiosa para la conservación de las especies. Académicos y científicos apasionados por la botánica continúan realizando enormes esfuerzos para aumentar el conocimiento de los recursos naturales y ejecutar acciones dirigidas a conservar esta riqueza. En este grupo se destaca al biólogo Gustavo Morales, investigador del Jardín Botánico José Celestino Mutis, quien en 2004, en una de sus expedi­ciones de campo, encontró un fruto maduro de una planta de Passiflora que le llamó la atención porque tenía diferencias y similitudes con especies ya conocidas.

tomado de El tiempo